Consumo y otros
receta_aceite.jpg




Consumo y recetas


El producto más consumido del Olivo es su famoso aceite. Es uno de los pilares de la dieta mediterránea, es la principal grasa que se encuentra en ella, por ser la más saludable. Además sirve para prevenir algunos tipos de cáncer.
También su consumo tiene otros beneficios para nuestro organismo: disminuye la tensión arterial, estimula el crecimiento óseo y sirve para regular la glucosa en la sangre. Se usa con fines médicos ya que es tan beneficioso.
Es el único aceite vegetal que puede consumirse directamente, de este tipo de uso un ejemplo sería la ensalada. Otro uso del aceite es el de cocinar, normalmente las grasas sufren una alteración al ser calentadas, este producto lo sufre en menos grado.Este líquido es usado para muchos platos de hecho, casi todos, entre ello uno muy característico de nuestro país: la tortilla de patatas.
El fruto del olivo, conocido como oliva también, es consumido con frecuencia. Tanto el aceite como la oliva son disfrutados y degustados por los extranjeros. De hecho la comida española es una gran atractivo para las personas de otros países y atrae el turismo, y la base de ella es precisamente este producto obtenido del árbol.
En resumen el aceite tiene usos médicos, es bueno para la salud,se usa tanto en la propia comida como para cocinar, atrae a otras poblaciones y es uno de los pilares de la dieta mediterránea.

external image aceite-oliva-virgen.jpg
external image aceite-oliva-virgen.jpg




aceitunas_en_aceite.jpgAceitunas en aceite

Ingredientes:

  • 3 kilos de aceitunas verdes maduras
  • 3/4 vaso de agua
  • 3 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de semillas de hinojos
  • Sal gruesa, aceite de oliva, y ajo a voluntad


Preparación:
Conviene seleccionar las aceitunas, descartando las blandas y las defectuosas. Se ponen en remojo en un recipiente con agua fría.
Al cabo de unas horas se les cambia el agua y se las deja hasta el día siguiente, momento en que se escurren y se colocan sobre paños de cocina secos y limpios, para que se sequen lentamente.
Cuando ya están secas se las coloca en un recipiente grande de cristal o de loza, y se agrega el agua del vaso, las hojas de laurel, las semillas de hinojo, el ajo picado (la cantidad depende de si se prefiere que tengan gusto fuerte o no), y varios pellizcos de sal gruesa.
Se cubre el recipiente con un paño y se deja en lugar fresco durante dos semanas.
Conviene removerlas al menos una vez por día.
Cuando el plazo se ha cumplido, se cuelan, se extienden y se dejan secar al sol, colocadas sobre un paño limpio, se dan vuelta de vez en cuando para que se sequen de modo parejo.
Luego se colocan dentro de un frasco de vidrio limpio y seco y se cubren totalmente con aceite de oliva, se cierra el frasco herméticamente y se agita para que todas las aceitunas queden humedecidas por el aceite.
Pueden consumirse dos meses después de haber sido guardadas.

bote_aceitunas.jpg
Ana Capilla Serrano